Video que cuenta como las prácticas de cultivo hidropónico permite la inserción social de los habitantes de zonas marginales de la ciudad.

La ONG Hidroponía Incluye quería tener un material audiovisual que le permitiera obtener fondos para continuar con su actividad.

El desafío

Encontrar el equilibrio entre lo educativo y lo emotivo. Contar que la agricultura hidropónica es una actividad socialmente inclusiva.

Nuestra solución

Nos concentramos en que la pieza sea una herramienta para “abrir la puerta”. Una pieza que, después de ser vista, deje al espectador en condiciones óptimas para recibir más información y colaborar con el proyecto.

Decidimos evitar la acumulación de datos sobre el impacto social y productivo de la actividad de la ONG para concentrarnos en la historia de vida de algunos beneficiarios, habitantes de zonas carenciadas, que practican el cultivo hidropónico.

El resultado

Una pieza que informa, entretiene y emociona sin dar una sola cifra o dato numérico.

Cliente: ONG Hidroponía Incluye

  • Duración: 20 minutos